Make your own free website on Tripod.com

CAMPAÑA 2004

(No hubo milagros, ni Dios era Calerano)

 

        En vano los medios de prensa trataron de mantener la calma y optaron más bien por una suerte de "hipnotismo consensuado" que suponía de la nada obtener un ascenso cuando las oportunidades que se presentaron fueron cayendo una tras otra. No vamos en estas líneas a comentar sobre estos hechos, pero si quizás faltaron a la verdad al no decir que de toda la segunda rueda de la liguilla solo se rescataron cuatro puntos (el total eran 15) y así no se puede. Tampoco vamos a ser populistas y prendernos de lo que se comenta en la calle "que se echaron para atrás por dinero" o que sencillamente no querían subir por "temor a una no renovación de contrato ya el la 1ª A", pero si queremos detenernos en un hecho puntual: Unión La Calera se sustentó toda la temporada en solo algunos jugadores del plantel que al no estar en la cancha, el equipo se resentía hasta no poder obtener resultados. Lamentable.

    La recontratación de Núñez nos parece aceptada, pues hoy, y a pesar de  la buena labor que vienen cumpliendo los dirigentes durante estos últimos años, no se ha escuchado ningún mea culpa acerca de la contratación de Siviero y esa tropa de malos profesionales que trajo consigo y que de no haberse equivocado en su contratación, ahora, al final del campeonato se habrían tenido los jugadores de recambio que hacían falta.

    Es unánime que Alcorsé no debe continuar, Zanatta finiquítenlo, no rindió y adiós, no insistan en los préstamos que estuvieron esta temporada pero por sobre todo potencien este plantel 2005 desde mitad de cancha hacia adelante, se nos lesionó Pericás y no hubo nada de nada, solo pelotazos que en su gran mayoría eran rechazados por las defensas contrarias. Desde esta tribuna se pide más oportunidades para los juveniles de casa como Diego González, Vargas, Barrera o Rojas (aunque a este último necesita trabajo psicológico para que baje sus revoluciones; no puede jugar un partido y hacerse expulsar al siguiente). Ellos con la confianza del técnico la próxima temporada pueden dar más de una alegría a los HINCHAS CEMENTEROS.

    Capítulo aparte Garrido y Pericás y muy especialmente Carilao, si tienen que marchar buscando mejores horizontes solo nos queda darle las gracias por haber mojado y rendido de tan buena forma con esta camiseta roja.

    Lamentamos que las "mandas" a los santos no funcionaran o que muestras desproporcionadas de identificación con el Club (con largas cicletadas incluidas) por parte de algunos comentaristas deportivos no se hayan podido realizar, pero más lo lamento por todas aquellas personas que alguna vez creyeron en el Club. No podemos exigir tanto a la hinchada, por ahí nadie se recuerda que se venía del 2003 con la peor campaña en el ascenso de la mano de Marcoleta desde que se subió nuevamente al profesionalismo y obviamente con los hechos de indisciplina ocurridos a principios de este año terminaron de estructurar un sentimiento más bien de desconfianza hacia los jugadores y muy lejos de un fanatismo incondicional. El hincha es solo eso, algunos saben y otros no tanto de fútbol, pero SIEMPRE va a exigir un buen espectáculo dentro del campo de juego y se da cuenta cuando el "miedo escénico" de un estadio lleno socava y pesa por sobre la pizarra de la charla técnica.

    Estaremos atentos a la formación del plantel, recogiendo y publicando los comentarios de la calle, esta página es de los HINCHAS CEMENTEROS y ellos siempre serán escuchados desde esta  tribuna.

 

PRINCIPAL