Make your own free website on Tripod.com

Entrevista

    En esta oportunidad nuestra entrevista nos lleva al inolvidable Unión La Calera de los `80, década en la que el equipo deambuló por tres divisiones de nuestro fútbol. Primera, Segunda y hasta los nunca queridos pastos de la Tercera división supieron una temporada de la camiseta roja.

    Gonzalo Leiva, el popular "mona", veloz delantero de reconocido paso por el equipo es quizás uno de los referentes más importantes de Unión La Calera dentro de ese período de tiempo. Por ser nacido y criado en la ciudad, hablar del club es como hablar de su propia familia.

   

 

 

Gonzalo Leiva recibiendo el trofeo de campeón del ascenso en los camarines del Municipal de Collao junto al nobel Juan Suazo, corría el año 1984 y Unión La Calera sacaba un valioso empate a dos tantos con Deportes Concepción resultado que lo consagra como el campeón de la Segunda División .

 

   

 

 

    La conversación surge espontánea, es que para él, hablar de fútbol y de sus experiencias en el Nicolás Chahuán Nazar son un mismo capítulo. Un sin número de anécdotas rodean las historias, por su mente pasan y pasan jugadores que vistieron la roja y situaciones acontecidas con más de algún rival:

    ¿Qué es de tu vida?

    Estoy radicado en Estados Unidos hace bastante tiempo, específicamente en la ciudad de Nueva York, allá trabajo y entreno a un equipo de fútbol conformado por chilenos y una que otra incrustación latina. El equipo se llama "Los Copihues Rojos" y participamos en una liga amateur. En lo personal hice el curso de técnico de fútbol y me recibí, así es que enseñar mis conocimientos y todo el camarín que tengo me agrada mucho.

    ¿Qué recuerdos tienes de tu paso por Unión La Calera?

    Los mejores, tiempos que difícilmente volverán. Te pongo un ejemplo, el plantel que subió a Primera el `84 estaba conformado en un 90% por jugadores de la casa, todos de acá. El compañerismo que existía difícilmente lo encontré en otro plantel a lo largo de mi carrera. Y si a eso le sumas la calidad individual el éxito deportivo estaba asegurado.

    Ya en Primera división te costó entrar desde el minuto inicial. ¿A que se debía eso?

    Bueno primero que nada hay un entrenador que es quien dicta las normas, uno es profesional y se tiene que adaptar. Luego están los refuerzos que el equipo trajo en esa temporada, había delanteros de primer nivel como Bustos, Román o Santibáñez por nombrarte a algunos... El equipo anduvo bien así es que ahí estaba yo cuando me necesitaran.

    Vamos al Calera actual ¿Has visto a este equipo 2004?

    He ido varias veces al estadio, sobre todo en esta liguilla final, me parece un buen equipo.

    Pero que al momento de ganar no lo hizo...

    No sé que pasa al interior de ese camarín, no he sido parte de ese proceso, pero lo que tú apuntas está a la vista.

    ¿Notas algún cambio entre el futbolista de ayer y el de hoy?

    El fútbol es el mismo en todos lados, básicamente consiste en encajar el balón dentro del arco contrario. Tácticas y nombres pueden cambiar, pero el buen fútbol, ese que se juega con la pelota pegada al piso te garantiza el éxito y eso no cambia.

    Pero debe de haber algo que te llame la atención...

    La verdad es que mirando el fútbol en general y no tan solo a este equipo de Calera, me llama la atención la envergadura física de los jugadores actuales. El equipo campeón del `84 tenía verdaderos tanques en todos los sectores de la cancha. Alarcón, Albornoz, Jélvez, Chahuán, Román, Valenzuela, Gutiérrez eran jugadores de una gran contextura física lo que garantizaba triunfos en los mano a mano y si a eso le sumamos el fútbol que nunca faltó, puedes con el tiempo valorar aún más los resultados. Hoy, a simple vista no se nota un trabajo muscular mayor en el actual plantel.

    ¿Y tú no estás en ese grupo?

    Mira, la verdad es que no tenía que envidiar nada a nadie, siempre y hasta el día de hoy que voy al gimnasio periódicamente en USA traté de mantenerme bien físicamente, después de los entrenamientos diarios "hacia cerro", esto quiere decir que en solitario acudía al cerro y acentuaba con eso mi condición física. En los entrenamientos y sobre todo en las pruebas de resistencia podía dar dos vueltas de ventaja a mis compañeros y siempre llegaba con el mejor tiempo.

    ¿Alguna anécdota al respecto?

    Una vez, jugando por Deportes Valdivia de visita en el Fiscal de Talca, un defensa del que no te voy a nombrar me pedía que no lo hiciera correr tanto y que apagara un poco la máquina jejejej.

    Por último ¿cómo vez a Unión La Calera para el 2005?

    Ojalá en Primera, por los hinchas y por el esfuerzo de los dirigentes este equipo debiera subir, es necesario entregar a las nuevas generaciones triunfos que marquen una época como en la que yo participé. Hay jugadores que cumpliendo el objetivo o no deben continuar y otros a los cuales se les debe evaluar...

    ¿Deseas agregar algo?

    Un saludo a todos los HINCHAS CEMENTEROS.... gracias.

    Gracias a ti Gonzalo y suerte.

 

PRINCIPAL